¡Hola mundo universitario!

Este es un espacio comunicativo que tiene como finalidad el intercambio de información, opiniones, mensajes y todo aquello que nos permita crecer en el ámbito académico y social en los cursos que compartimos. Es difícil encontrar los espacios para entablar un diálogo franco, por lo que se hace necesaria la utilización de este tipo de estrategias a fin de coadyuvar la falta de tiempo u oportunidad para la comunicación cara a cara. No me resta más que agradecer el tiempo que se tomaron para ingresar a este su espacio, pero sobre todo las opiniones, mensajes e información que plasmen en este sitio.

sábado, 6 de febrero de 2010

Breve Reseña Histórica de la Semiología


El nombre de semiótica surge con Locke, pero no será distinguida en este primer período de la teoría general del lenguaje. La semiótica llega a ser una disciplina independiente con la obra del filósofo norteamericano Charles Sander Peirce. Para él, es un marco de referencia que incluye otro estudio, la teoría de los signos. Dentro de la época, pero en regiones totalmente distintas y distantes Ferdinand de Saussure, advertía la necesidad de sentar bases para una nueva ciencia que explicara la función de los signos dentro de la vida social. A esta nueva ciencia se le denominó Semiología, del griego semeion, “signo”, formando parte de la sicología social y de la lingüística. Esta nueva ciencia estudiaría los signos y las leyes que los rigen.

Las palabras Semiótica y Semiología a pesar de tener un origen histórico diferente, en la actualidad son utilizadas indiscriminadamente ya que pueden ser expresadas como sinónimos sin afectar con ello el contenido temático. Por tanto, se asume que semiología o semiótica es la disciplina que se ocupa de estudiar científicamente todos los procesos de significación que hacen posible la comunicación, pero particularmente la comunicación humana. Sin embargo, el término más utilizado y apropiado en la actualidad es el de semiótica, lo cual se pudo comprobar con el recién pasado Congreso Internacional de Semiótica en A Coruña,España, en septiembre del año 2009 - que por cierto tuve el gusto y privilegio de participar en él-.

El elemento fundamental de la ciencia semiótica es el signo. Este se constituye siempre y cuando exista algo en lugar del cual haya necesidad de colocarse para hacer posible la comunicación. Ese algo recibe el nombre de objeto o referente y puede ser real, imaginario, individual, colectivo, concreto o abstracto.

El signo para poder ser transmitido necesita una materialidad perceptible: acústica, visual, olfativa, gustativa o táctil, de modo que pueda ser captada por alguno o algunos de los cinco sentidos del ser humano. Este aspecto del signo lo conocemos como significante o plano de la expresión. Al elemento inteligible y abstracto del signo lo llamamos significado o plano del contenido. El mismo está constituido por la idea del referente al que el signo apunta. Dicha idea no plasma al referente en todos sus aspectos, sólo reúne los elementos esenciales del mismo. El significado es igual a la imagen mental del referente.

Todo significado es una unidad netamente cultural. Ello significa que las características esenciales que necesita un objeto para ser un signo varían de una cultura a otra y de persona a persona. Hay que recordar que comunicar es poner en común y compartir las estructuras significativas que nos proporcionan el medio a través de la práctica social.

Es a través de la semiótica que encontramos un proceso interminable de significación ante todo lo que nos rodea. La semiótica tiene como característica no sólo describir su objeto de estudio, sino explicarlo en el momento exacto de su uso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada